3
Jun 2016
Un encuentro pone de manifiesto la importancia creciente de la colaboración de organizaciones civiles y empresas en la conservación y la divulgación del medio ambiente y el patrimonio cultural, más allá del papel arbitral de las administraciones.

Representantes de empresas, ONG y administraciones vinculadas a L’Albufera han celebrado esta mañana, en vísperas del Día Mundial del Medio Ambiente y convocados por la Fundació Assut y la empresa Gracomsa Alimentaria, un almuerzo con el que han querido hacer visibles sus acuerdos de colaboración, acercar posturas y destacar la importancia de promover alianzas a favor del paisaje y la biodiversidad en un parque natural como éste.

El encuentro ha tenido lugar en la Casa de Baldoví, edificio histórico del marjal arrocero de Sueca, y ha servido también para escenificar la continuidad del acuerdo entre las dos entidades anfitrionas y anunciar los resultados del programa Cerca, en el que colaboran. Resumiendo, a través de esta alianza concreta y de este programa de divulgación, sólo en el último año más de 21.000 personas han descubierto la naturaleza y el paisaje de L’Albufera; principalmente escolares y estudiantes.

Organizaciones con proyectos y empresas con compromiso

Los organizadores del encuentro han querido recalcar la importancia de poner en marcha estrategias de conservación del medio natural y el paisaje cultural desde la iniciativa privada. Bosco Dies, director de proyectos de la Fundació Assut, ha insistido en este aspecto: “Encuentros e iniciativas como ésta —ha dicho— deben promover la corresponsabilidad de los agentes sociales y económicos en la conservación y la sostenibilidad del territorio, y resituar poco a poco la labor de la Administración como garante y árbitro en el proceso de consecución de estos objetivos.”

Por su parte, Marta Cases Monterde, consejera delegada de Gracomsa, ha subrayado que “los frutos de colaboraciones como ésta son importantísimos para la reputación de las empresas, ya que repercuten en nuestra imagen, son un factor estratégico de diferenciación y añaden valor a nuestras marcas, además de contribuir al bien común y devolver a la sociedad una parte de lo que recibimos de ella.”

Plataforma Empresa y Biodiversidad

Al acto han asistido alcaldes, concejales y técnicos de ayuntamientos como Valencia, Catarroja, Sueca y Sollana, y de pedanías como El Saler y El Palmar; representantes de empresas como Aguas de Valencia, Ice Cream Factory Comaker (ICFC), Arroz Tartana, Arrocerías Pons, Paradores, Pavagua Ambiental, Ferimet, Banco Mediolanum y Arroz Dacsa; y responsables de organizaciones y asociaciones como SEO/BirdLife, Acció Ecologista-Agró, Avinença, Fundación Global Nature, Xaloc y Fundación Limne.

Todos han coincidido en la conveniencia, algunos en la urgencia, de ponerse a trabajar para establecer este tipo de alianzas por L’Albufera. Precisamente en este sentido, Carles Gago, de Simbiosi Espai Ambiental, ha anunciado la próxima puesta en marcha, con el apoyo de la Dirección General de Medio Natural y en colaboración con la Fundación Victoria Laporta, la Fundación Global Nature y otras entidades, de la Plataforma Empresa y Biodiversidad de la Comunidad Valenciana, “un foro de encuentro y de respaldo a los proyectos de conservación de la biodiversidad en el que colaboren empresas privadas, ONG y administraciones públicas.”

Y, a modo de reflexión, Mario Giménez, de SEO/BirdLife, ha señalado que lo importante de estas colaboraciones es la reciprocidad que generan: “Más allá de una estrategia de marketing que permite a una empresa mejorar su imagen pública y a la entidad colaboradora llevar a cabo sus proyectos, estas actuaciones acaban generalmente calando en la empresa, provocando cambios en su filosofía y su forma de actuar, contagiando a veces a otras empresas y creando una cultura de responsabilidad que constituye el objetivo final de estas alianzas. Y esto para las ONG es importante.”
Lirios amarillos y murciélagos

En un gesto a la vez simbólico y práctico, durante la jornada se han plantado lirios amarillos en el margen de una acequia del Tancat de Baldoví y se han instalado unos refugios para murciélagos en la fachada de la casa. “Unos y otros son especies autóctonas aliadas del agricultor y la biodiversidad. Los lirios ayudan a fijar las motas de los canales, filtran el agua y sirven de cobijo a diversas especies de invertebrados; y los murciélagos, al alimentarse de insectos, ayudan a combatir algunas plagas del arrozal”, ha explicado Bosco Dies.

Mediante actuaciones como ésta, una programación periódica y visitas concertadas, el programa Cerca de la Fundació Assut trata de promover un acercamiento sensible al paisaje y a sus gentes. Este programa de divulgación se dirige a los habitantes de la Comunidad Valenciana y a sus visitantes, a la comunidad escolar y universitaria y, en general, a todo aquel, persona o colectivo, que esté interesado en descubrir L’Albufera y la Huerta.

A través de visitas, rutas, talleres y otras actividades, la Fundació Assut y Gracomsa Alimentaria, empresa integrada en el grupo industrial Nuova Sesac, pretenden con este proyecto “que los valencianos experimentemos la aventura de descubrir nuestros paisajes más cercanos, que los aprendamos a disfrutar, que los valoremos como merecen y, en consecuencia, podamos comprometernos en su necesaria y urgente protección.”